Entrevista a Pablo Gil

¿Quién es Pablo Gil y como llegas al mundo del trading?

 Al terminar mi tercer año empresariales tuve la oportunidad de hacer prácticas en la tesorería de Banco Santander. Estamos en 1988, y en mi currículo solo tenía dos cosas de interés, un nivel de inglés muy alto porque venía de haber vivido un año en EEUU y conocimientos de informática cuando en España apenas si había ordenadores. Durante los dos meses que estuve en la Tesorería quedé fascinado por los mercados. Según acabe las prácticas solicite un puesto de trabajo en el departamento de personal. Al cabo de 6 meses, mientras estudiaba mi cuarto curso de empresariales el banco me ofreció incorporarme a la Tesorería y no lo dude ni un segundo. Comencé en la mesa de mercados monetarios, y con el tiempo me encargué de cuadrar la tesorería de los bancos filiales del Santander (coeficientes de caja, de pagarés, etc). Después di el salto a la mesa de divisas y un par de años más tarde me ofrecieron crear el departamento de análisis técnico. Desde este puesto comencé a cubrir el análisis de todo tipo de activos y aportar mi granito de arena en los comités de inversión del Banco.

Nos gustaría que nos hablaras un poco sobre tu trayectoria en el mundo del trading. ¿Cuál fue la motivación inicial que te llevó a acercarte a este negocio?

Cuando tienes 20 años y entras en una sala llena de pantallas, con altavoces donde los brokers están “cantando” las cotizaciones 9 horas al día, tienes un puesto con dos teléfonos que usas simultáneamente, paneles con decenas de botones para hablar con todos los intermediarios, y ves cómo se contratan operaciones por miles de millones cada día, es imposible no sentirte motivado. Yo recuerdo que ni siquiera salía a comer. Estaba viviendo una película de ensueño.

Que te gusta más ¿ser trader o educador y analista técnico?

Creo que en la vida se pasa por distintas etapas. Yo comencé con 20 años en 1988 y mi etapa final como trader finalizó en 2013 cuando vendimos nuestro fondo. Cuando dedicas más de 25 años de tu vida a esta actividad es porque te apasiona. Pero el desgaste personal es brutal. Es como si tuvieses un trabajo de 24 horas al día, porque muchos mercados no cierran y estás siempre pendiente de las noticias y como pueden impactar a tus posiciones. No existe el concepto de vacaciones, porque te pasas la vida conectado con tu portátil. Es agotador. Cuando deje mi actividad como gestor tenía claro que quería seguir ligado a los mercados. Ya había sido profesor en un Master financiero durante 6 años cuando tenía 24 años. Me había gustado, y el paso hacía educador para mí fue como algo lógico. He atesorado muchas experiencias, he vivido las últimas cuatro grandes crisis y se aprende mucho en ese tipo de entornos. Cuando deje mi trabajo indague en el mundo de la inversión que hace la gente a nivel particular, lo que llamamos “retail trading” y me sorprendió la cantidad de información falsa que había en internet. En especial la forma de vender que está actividad está al alcance de cualquiera y la sensación que se transmite relativa a lo fácil que es ganar dinero. Como sé que es falso me impulso a hacer algo al respecto. Fue cuando lance mi página web aprenderaoperar.com. Era una página gratuita donde intentaba ayudar a explicar cómo iniciarse en esta profesión. Con el tiempo ese proyecto dio pie a lo que hago ahora, dirigir la escuela de inversión metodotrading.com de la mano de XTB.

¿En qué mercados operas actualmente? ¿Divisas, acciones, commodities, derivados?

Me gustan todos los mercados, tanto de renta variable (acciones e índices bursátiles), como divisas, materias primas y bonos. Una de las grandes ventajas del análisis técnico es que lo puedes aplicar por igual a cualquier activo y a cualquier espacio temporal (corto, medio y largo plazo).

Todos llegan al trading con grandes expectativas de rentabilidad. ¿Cuál es la realidad del trading?

El trading es como cualquier profesión, requiere tiempo y esfuerzo. A mis alumnos les repito hasta la saciedad que, si intentan aprender a jugar al tenis o a tocar la guitarra, o a estudiar medicina o arquitectura, no van a ser expertos después de unos meses o unos pocos años. No conozco a nadie que espere ganarse la vida en esas actividades cuando tan solo llevan uno o dos años desde que empezaron. Sin embargo, muchos clientes dan por hecho que van a ganar dinero de forma sostenible casi desde el principio, y luego llegan las sorpresas, las pérdidas, la desesperación. Pero el problema es que comienzan esta actividad con unas expectativas que no son correctas. Parte del problema se debe a que la industria vende esta actividad como algo sencillo y no lo es. El trading es apasionante, y la cultura financiera es algo que puede aportarte muchas ventajas de cara a gestionar correctamente tus ahorros o patrimonio. Pero no hay atajos, no hay trucos, ni fórmulas mágicas. Es un tema de trabajo, esfuerzo y talento.

¿Tuviste algún modelo de trader a seguir? ¿Lo sigues teniendo?

Cuando lanzamos el “Hedge Fund BBVAPartners” en el año 2000 mi socio principal venía de ostentar el puesto de “country manager de Bank of America”. Creo que es de la persona que más he aprendido nunca, porque me obligo a combinar mis análisis técnicos con sus análisis fundamentales y además estábamos siempre sopesando lo que ocurría a nivel macroeconómico. Además, en nuestro proyecto lo más importante era la gestión del riesgo. Actualmente me gusta seguir la opinión de otros gestores que han sido compañeros de trabajo durante muchos años. Siempre es bueno contrastar tu opinión con otros profesionales porque te obliga a cuestionarte como ves las cosas y no empecinarte en tu visión personal de lo que está ocurriendo.

¿Cuál debe ser el proceso correcto para ser un buen trader?

Uno debe seguir un proceso de aprendizaje continuo. Empezando por lo más sencillo que es entender que es el mercado, como funciona y que es lo que reflejan los precios de las cotizaciones. Hay formas distintas de analizar, como el análisis fundamenta y macro o el análisis técnico. Pero incluso en esta última disciplina debes decidir si te orientas más al análisis gráfico con apoyo de indicadores técnicos, o al diseño de trading automático o análisis cuantitativo. Debes definir tu metodología poco a poco, tu timing o espacio temporal en el que vas a tomar tus decisiones, tu nivel de aversión o apetencia por el riesgo, tus principios de gestión monetaria, es decir, cuanto arriesgas y cuanto esperas ganar.

¿Para tí que es la consistencia en el trading?

Cuando encuentras una metodología que te permite ganar dinero de forma estable. No quiere decir que no se puedan atravesar rachas negativas en las que pierdes dinero. Creo que cualquier trader sufre este tipo de rachas adversas, pero si tu metodología es buena, en el medio-largo plazo acabas recuperando esas pérdidas y vuelves a ganar dinero.

 ¿Es un sueño pensar que todos pueden vivir del trading?

Por desgracia creo que sí. Las estadísticas no mienten. Pero no es algo que solo afecte a los inversores a nivel particular. En el mundo profesional la mayoría de gestores no baten al índice. Como en cualquier profesión hay unos elegidos que consiguen resultados sorprendentemente buenos, una mayoría que sobrevive con resultados decentes y muchos que no consiguen triunfar.

¿Nos revelas tu filosofía en el trading?

Cuando miro el mercado intento pensar que es un termómetro de sentimiento. Los inversores muchas veces no actúan con racionalidad, y por eso se producen las burbujas y los cracks. Es una tentación decir que una cotización está mal porque los fundamentos no sustentan los niveles que alcanza. Pero eso no sirve para ganar dinero. Cuando en tu opinión ves que algo no es correcto debes pensar que tarde o temprano el mercado se dará cuenta, y se producirá el ajuste en el precio. Pero mientras los demás inversores no vean las cosas como tú, el riesgo de perder dinero es muy grande. Por tanto, tiendo a seguir pasos sencillos: primero analizo si lo que está pasando tiene sentido. Si lo tiene todo correcto. Si no lo tiene, analizo cual es el precio al cual debería corregir dicho activo en mi opinión. A partir de ahí enfoco toda mi atención a las señales que determinan el momento en que detecto que la opinión del resto de mercado se está alineando con mi manera de ver las cosas y entonces abro mi estrategia. Por ejemplo, yo creo que la bolsa estadounidense está viviendo una burbuja histórica. Pero todavía es pronto para vender. A lo largo de los próximos meses tal vez se produzca un estancamiento lateral o consolidación en los precios. Si finalmente el precio rompe dicha consolidación a la baja, para mí sería una señal clara de que ha llegado el momento de abrir estrategias bajistas, es decir, vender las bolsas estadounidenses.

¿Eres escéptico a las estrategias automatizadas de trading?

No en absoluto. Durante 8 años fui director del departamento de análisis técnico en Banco Santander y desarrollé muchos sistemas de trading automáticos. Me encantaba ese tipo de enfoque. Pero soy consciente de la dificultad que entraña encontrar sistemas que sean buenos, es decir, que sean consistentes a la hora de generar retornos positivos de forma continua.

¿Eres un trader de corto, mediano o largo plazo? ¿Por qué?

Me definiría como trader de medio plazo. Ahora es por obligación, ya que no puedo disponer del tiempo que querría para estar invirtiendo en el mercado. Cuando tus obligaciones no te permiten estar delante de la pantalla todo el día ser trader de corto plazo no es una opción. El largo plazo me gusta mucho, pero para alguien que ha estado diez horas diarias durante más de 25 años siguiendo todo tipo de activos es muy difícil no estar pendiente de las cosas que ocurren en el día a día, y no dejarse influenciar en su visión de mercado de largo plazo. 

¿Estaría de acuerdo que la relación entre riesgo y recompensa (Risk/Reward ratio) es el concepto más importante para tener éxito en el trading?

Totalmente de acuerdo. Siempre he dicho que un buen gestor no es el que gana más sino el que lo hace con la mejor calidad posible. Y dicha calidad se mide con la relación “risk/reward”.

¿Qué aconsejas a los principiantes? ¿En qué deberían centrarse?

Que tengan paciencia y que se diviertan mientras aprenden. Hoy en día disponen de herramientas fantásticas que nosotros no teníamos cuando empezábamos, como las cuentas demo que te permiten poner a prueba la metodología que están desarrollando en condiciones reales de mercado, pero con dinero ficticio. Deben centrarse en el análisis y no en la cuenta de resultados. Si lo primero lo hacen bien, con el tiempo lo segundo llegará.

¿Recomendarías algún libro de trading a los suscriptores de DailyForex?

Yo aprendí con los clásicos de toda la vida, “Análisis Técnico de los mercados financieros de John Murphy o “Análisis técnico explicado de Martin J Pring”. En el campo de gestión monetaria me gustó mucho el de “Portfolio Management Formulas de Ralph Vince”. Un poco más complicado, pero también muy bueno es “Modern Investment Management: an equilibrium approach”. Y en el campo de la psicología del trader un clásico es “Vivir del trading de Alexander Elder”.

¿Tuviste que pasar por malas experiencias o siempre has tenido éxito?

Siempre se pasa por experiencias duras, que te ayudan a curtirte y a aprender de los errores que cometes. Yo me equivoco constantemente, y cuando lo hago intento recordar que he hecho mal para no volver a hacer lo mismo en el futuro.

 ¿Qué debe hacer un trader para enfrentar una "mala racha"?

Cuando se atraviesa una mala racha se pierde la confianza, y en esa situación hay que aprender a sufrir. No se sale de una situación así echando órdagos, o jugándoselo todo a una carta. La solución es justo la contraria, abrir estrategias con menos importe, sabiendo que no se va a recuperar rápidamente lo perdido, sino con la idea de volver a acertar y así recuperar la confianza en tu capacidad de ganar dinero de nuevo.

¿Cuál crees que ha sido tu mejor y tu peor experiencia?

Mi peor experiencia la viví cuando se produjo el atentado a las torres gemelas en 2001. Tenía posiciones relativas entre Europa y Estados Unidos abiertas, es decir, comprado de índices europeos y vendido de índices estadounidenses. Cuando se produjo el atentado la bolsa en Estados Unidos estuvo cerrada varios días, y durante ese tiempo las bolsas en Europa se hundieron. Por tanto, mi cartera mostraba grandes pérdidas por la caída de la cotización en los índices europeos, pero no sabía cuándo abrirían el mercado americano ni cuanto bajarían los índices. Explicar esa situación a los clientes fue muy duro. Mi mejor experiencia la viví en 2002, porque en aquel año nos salió todo bien, y terminamos como el segundo mejor fondo en nuestra categoría, “market neutral”, en la clasificación mundial de una de las revistas especializadas más importantes del sector financiero.

¿Piensas que Latinoamérica será el próximo gran mercado para la industria del trading?

Creo que hay un gran potencial en este mercado. Además, el potencial de crecimiento en esta área es muy superior al que se aprecia en las economías más desarrolladas. Los mercados aún deben desarrollarse más, y lo harán con el tiempo. A largo plazo se cerrará el “gap” existente entre lo que llamamos mercados desarrollados y mercados emergentes, y viendo como ha proliferado la industria del trading en las economías desarrolladas creo que es solo cuestión de tiempo que se experimente una evolución equivalente en Latinoamérica.

¿Qué opinas de la labor educativa que realiza DailyForex en Hispanoamérica?

Me parece muy acertada porque ofrece los principales pilares de apoyo para aquellos traders interesados en el mercado Forex: comparativa de brokers, análisis de distintos activos, artículos de interés, explicación de conceptos relacionados con los mercados financieros, noticias, etc. Es un portal de información muy completo. Enhorabuena.

El equipo Es.DailyForex.com está conformado por investigadores y analistas Forex de todo el mundo que observan los mercados diariamente con el fin de ofrecerle una perspectiva única y útil que pueda ayudarlo en sus operaciones en el mercado de divisas.