¿Qué causa las crisis de divisas?

La frase “crisis de divisas” es usada a menudo y desafortunadamente no siempre de la manera correcta. Sin embargo, si existen las crisis de divisas, y en este artículo le daré una idea de que se trata.

Una crisis de divisas es esencialmente una situación en la que la los especuladores llevan el valor de una divisa abajo, resultando en una repentina y drástica depreciación. Cuando esto pasa, la economía en general siente los efectos de este tipo de cambio repentino, y puede causar serios problemas financieros. Una crisis de divisas puede ocurrir por varias razones, como las decisiones de política monetaria. También pueden tener una causa política. Un ejemplo de políticas causando una crisis de divisas  es el caso reciente de la crisis de la Lira turca, la cual ha perdido aproximadamente un tercio de su valor recientemente debido a los cambios políticos y la pérdida de credibilidad del banco central turco. Esto obviamente tiene consecuencias de gran alcance para la población en general. A pesar de que esta situación es extrema, pasa de vez en cuando.

La anatomía de la crisis actual

Una crisis de divisas puede ocurrir por diversos factores. Típicamente tiene que ver con algún tipo de situación política, desastre económico, o incluso debido a una mala decisión del banco central local. Más allá de ello, la guerra puede también influir. Independientemente de la razón, el resultado final es siempre el mismo: la divisa perdiendo una  gran cantidad de valor en un periodo muy corto de tiempo. Esto crea una inestabilidad extrema en la tasa de cambio, e inflación para la población local. Esto significa que la misma cantidad de divisas compra menos de lo que podía comprar antes. Como ese es el caso, y si la negatividad que rodea la divisa no cambia, se convierte en un ciclo autogenerado.

Cuando esto ocurre, es increíblemente difícil para la economía afectada el financiar su gasto de capital. Para combatir esto, los bancos centrales van a incrementar las tasas de interés para contrarrestar la presión a la baja  que los especuladores han puesto sobre la divisa. La teoría dice que si las tasas de cambio son mayores, eso premia a los traders por retener esa divisa,  llevando su valor hacia arriba. Para incrementar las tasas de interés, el banco central vendería sus reservas internacionales, lo que va a disminuir la oferta de dinero para en su país y crea una flujo de capitales hacia afuera.  También podría retener los pagos recibidos en divisa doméstica para incrementar la demanda por esta. Desafortunadamente, muchos bancos centrales pequeños alrededor del mundo han aprendido que apoyar su divisa es casi imposible en el largo plazo debido a las reservas internacionales limitadas que poseen. Más allá de ello, hay también varios problemas económicos que pueden aparecer.

La devaluación también puede ser causada por un banco central. Recientemente Venezuela ha hecho esto con simplemente borrar algunos ceros del bolívar. El banco central ha incrementado esencialmente la tasa de cambio fija, la cual eventualmente puede hacer los bienes locales más baratos que los bienes extranjeros. Sin embargo, Venezuela está en una situación insostenible, ¡con inflaciones del 1, 000,000%!  En teoría, aumentar la demanda por los productos locales es lo que la gente espera que  pase cuando este método es empleado.

Grandes déficits financieros pueden crear crisis de divisas también, aunque irónicamente los Estados Unidos no parecen tener este problema. Tal vez es porque el dólar es la divisa de reserva mundial. Sin embargo hay muchos países pequeños alrededor del mundo que se han visto involucrados en dichas situaciones. Típicamente, la impresión excesiva de dinero es la culpable. Sin embargo, más de una vez una crisis política ha sido la culpable. Si un país se ve como listo para caer, la divisa puede caer en picado.

Moneda estable

Un país necesita una moneda estable para evitar una potencial crisis de divisas, y esto es logrado típicamente con una política monetaria inteligente que mantiene la impresión de dinero al mínimo. Sin embargo, hay algunas excepciones notables, siendo los Estados Unidos el principal ejemplo  de esto. A pesar de que en teoría el tener una tasa de cambio fija podría prevenir una crisis de divisas, un tipo de cambio flotante generalmente es mejor para las divisas porque permite al mercado establecer la tasa. Muchos bancos centrales alrededor del mundo han tratado de defender un sistema de paridad fija para defenderse de los especuladores, solo para fallar al final después de gastar billones.

Crisis de Divisas

El descalabro de una divisa es devastador para cualquier economía local. Sin embargo, los traders de Forex tienen la ventaja de obtener ganancias de ese tipo de movimientos, a menudo mucho más rápido de lo que anticiparon. Recuerdo cuando vendía el  par USD/JPY  en 2007 cuando la primera parte de la crisis inmobiliaria en los Estados Unidos empezó. Mientras el dinero fluía hacia la seguridad relativa del yen japonés yo estaba arriba por cientos de pips antes de saber qué es lo que estaba pasando.

Obviamente, funciona en las dos direcciones. Los especuladores generalmente van a estar alerta con antelación para anticipar una devaluación de divisa potencial. Por ejemplo, el banco nacional suizo ha estabilizado el precio del franco suizo en €1.20 por un largo tiempo. Los especuladores simplemente compraban el par cada vez él se acercaba a ese nivel, porque sabían que el banco nacional estaba apoyándolo.  Sin embargo, un día ellos simplemente se fueron y lo siguiente que supimos es la caída hacia el fondo. Muchas personas quedaron por fuera en el proceso, pues la falta de apoyo repentino hicieron que los mercados se precipitaron. De hecho, cuando este movimiento fue hecho en enero del 2015, tomó 3 años sólo volver al mismo punto del que caímos. La devaluación de una divisa  y las crisis pueden ser brutales, y repentinas. Sin embargo, si estas en el lado correcto del trade puede facilitarle el año entero.

Finalmente, las crisis de divisas pueden ser predecibles en algunas situaciones, y mientras que pueden causar problemas en el mundo real también pueden crear grandes oportunidades para los traders de Forex. Sólo tenga en cuenta el potencial de perder también, como ocurrió con la crisis del banco nacional suizo, y planee sus trades y estrategias en consonancia.

Christopher Lewis es un trader de Columbus, Ohio, quien disfruta operar con una amplia gama de pares de divisas, desde el tradicional EUR/USD hasta el más exótico USD/RUB, pasando por muchos otros.