El Yen quebró niveles claves, y no se sabe como va a seguir

Finalmente el quiebre de la lateralización en el presente cruce fue favorable al yen, que subió hasta máximos desde de abril frente al euro. Luego de alcanzarlos el cruce se recuperó rápidamente del desplome y volvió por sobre 130.00. La pasada fue una semana con una elevada volatilidad y está también lo está siendo y puede que los bruscos recorridos no hayan acabado. El viernes tendremos el informe de empleo y el jueves la decisión de tasas de interés del Banco Central Europeo, eventos que pueden traer movimiento.

Desde el punto de vista técnico el yen ha quebrado un soporte clave y debería apreciarse aún más frente al euro. Si bien las cuestiones técnicas no son 100% efectivas, el cruce se enfrenta además con una posible intervención de Japón (directa y/o indirecta) y una decisión del Banco Central Europeo con posible estrategia de salida. Los principales indicadores favorecen una mayor recuperación del euro, sin embargo dados los quiebres vistos en el par, estas adquieren una menor relevancia. Con respecto al BCE, puede que esté en el interés de sus funcionarios comenzar a anunciar una salida a la expansión del último año, sin embargo esto podría apreciar a su moneda, lo que generaría disgustos. Este dilema, es el que tienen varios bancos centrales en el mundo.

El yen se enfrenta por su parte también genera dilemas. Cuando a su economía le va mal, tiene que soportar encima que su moneda se aprecie, posiblemente producto de la repatriación de fondos. Esto genera un problema extra. El encuentro de emergencia del Banco de Japón podría decirse que tenía como objetivo dar una lucha más frontal contra la deflación. Sin embargo, una mayor liquidez no parece ser la solución.

Volviendo al presente cruce, un cierre significativo por encima de 131.70 podría fortalecer al par en el corto plazo, puesto que estaría cerrando por sobre una línea de tendencia bajista que ha respetado en los últimos días. En caso de suceder, los probables objetivos los encontramos en 133.00 y luego en 134.30 y 135.60.

El fuerte rebote del cruce sembró dudas sobre el futuro del par, que considerando los niveles alcanzados debería haber quedado más debilitado. Al día de hoy el par sigue mostrándose claramente bajista, el mejor soporte que podría encontrar el euro es el banco central de Japón o el Europeo. El par debería reiniciar los recorridos bajistas ya que se ha aproximado a una línea de tendencia importante. El primer soporte lo encontramos en 130.00 luego en 129.20. Un cierre significativo por debajo de este último vemos probable que lleve al par a probar los mínimos de la pasada semana que se ubican en 126.85. Si bien parece poco probable ver al par descender más allá de 126.00 un caída por debajo, habilitaría un recorrido bajista con objetivo probable en 124.00 – 123.70 (zona de retrocesos Fibonacci).


El yen se apreció con fuerza también frente al franco suizo la pasada semana (CHF/JPY) alcanzando momentáneamente máximos (mínimos en gráficos) en más de cuatro meses. Sin embargo, la pronta recuperación del par pone en dudas los quiebres ocurridos. Mientras se mantenga por debajo de 87.00 el par tendrá un sesgo bajista y un cierra por debajo de 85.60 pondría más presión al franco y podría hacer descender al par hasta 84.00. Por el contrario, necesita trepar por encima de 89.60 para ganar momento y luego enfrentarse con la zona de 90.00.
 
 
 
 
 
 
Par GBP/JPY: En un nivel más abajo

 
 
La Libra se debilitó fuertemente la pasada semana y quebró una banda de lateralización frente al Yen. El cruce descendió por debajo de 146.00 y cayó hasta 139.20 marcando los precios más bajos desde fines de abril. Sin embargo, el par no convalidó niveles tan bajos y volvió por sobre 142.00 y actualmente cotiza unos 250 puntos por debajo del precio que tenía la semana pasada.

La tendencia continúa siendo bajista en el corto y mediano plazo. La distancia del precio actual con la línea de tendencia bajista en gráfico diario puede permitir movimientos correctivos sin poner en peligro la actual tendencia.

Si el par tiene un cierre significativo por debajo de 140.80 (retroceso Fibonacci del 50% del rally 118 – 163) habilitaría un nuevo recorrido bajista con probable objetivo en 135.70 y soporte intermedio en 137.50.

Para modificar el actual escenario bajista la Libra necesita trepar y confirmarse por sobre 148.50, ya que allí estaría quebrando la línea de tendencia bajista que esta siendo directriz en los movimientos actuales del par. Las resistencias inmediatas más importantes las encontramos en 144.50 y luego en 146.10, zona que había servido de soporte clave para la libra en el pasado.

  
 
Par EUR/GBP: Panorama incierto 
 
La Libra ha logrado confirmar el quiebre de una línea de tendencia alcista en gráficos de cuatro horas que por el momento podría poner un freno o una disminución en la velocidad de los recorridos alcitas. Un cierre por debajo de 0.9070 dotaría de momento a la Libra y podría generar una caída mayor en el par. El objetivo inicial lo encontramos entre 0.8990 y 0.9010; luego en 0.8950 y 0.8910. En caso de continuar a la baja, en 0.8830 el cruce tiene una zona clave, que en caso de ceder habitaría nuevos recorridos bajistas con objetivo probable en 0.8700. Por debajo el siguiente lo hallamos entre 0.8550/0.8600 (zona de soportes horizontales y por donde pasa una línea de tendencia alcista en gráficos mayores). Las señales de los principales indicadores en gráficos diarios favorecen a la moneda del Reino Unido para los próximos días: estocástico saliendo de sobreventa, RSI y CCI virando hacia el sur.

Sin embargo no hay que descartar un escenario alcista, más que nada teniendo en cuenta que el jueves el BCE anunciará su decisión de política monetaria y en caso de sorprender con algunos anuncios podría desatar un rally en el euro. A su vez la Libra sigue pareciendo una divisa vulnerable. La moneda de la Eurozona no ha podido superar una resistencia importante en 0.9155; en caso de hacerlo el siguiente objetivo lo encontramos en 0.9200 y por encima en 0.9240. En caso de continuar subiendo, vemos en la zona de 0.9330 – 0.9350, una de posible rebote.


El cruce entre el franco suizo y el euro (EUR/CHF), tuvo grandes movimientos. El par se aproximo a la zona de 1.5000 y salió disparado aunque los precios actuales convalidan niveles inferiores a los de semanas atrás. El par se está consolidando por debajo de  1.5100. Los ojos del Banco Nacional de Suiza (BNS) están bien abiertos, pero el mercado parece seguir confiando más en el franco que en el euro. Técnicamente una caída por debajo de 1.5000 habilitaría importantes descensos pero antes el BNS lo tiene que permitir. Los recorridos alcistas cuentan con varias resistencias y recién una confirmación por encima de 1.5150 podría generar un cambio en el sesgo actual bajista.