Informe Semanal forex


El momento bajista que viven las acciones producto de una disminución en las expectativas de crecimiento económico para los próximos meses en el mundo, ha impulsado al yen y al franco suizo, que son de las monedas de mejor desempeño entre las más importantes. Ambas se han apreciado a lo largo del mercado y principalmente frente a las ligadas a commodities, que son las más afectadas por el momento actual. La caída de estas últimas no solamente se debe a la aversión al riesgo, sino que con el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento, el mercado comienza a descontar un estiramiento de los plazos para el retiro de los estímulos monetarias (léase suba de tasas de interés más pausadas).

La apreciación del yen frente a las monedas europeas ha sido moderada, pese a que marcó máximos en años frente al euro. Sin embargo, la suba de la pasada semanas de las europeas frente al dólar, mantuvo limitados los recorridos bajistas de los cruces del yen.

El franco suizo frente al dólar viene subiendo desde hace ya semanas y con una velocidad interesante. A su vez, la decisión del banco central suizo de no intervenir para evitar una mayor apreciación de la moneda frente al euro (caída en el EURCHF), generó un desplomé en el par, que impulsó al franco a lo largo del mercado.

La perspectiva a futuro no es clara y es necesario ver no solamente cada par en sí mismo, sino los cruces de las monedas con el dólar y el momento del mercado.
 
 

GBP/JPY: A la espera de movimientos mayores
 

Si bien la libra se mantiene lejos de los mínimos de mayo, el par aún conserva un sesgo bajista en los gráficos de temporalidades mayores y lentamente parece estar reiniciando los recorridos bajistas. La (lenta) velocidad de los movimientos da a pensar que los precios actuales podrían modificarse bruscamente en las próximas sesiones, ya sea para arriba o para abajo.

Al alza el par necesita consolidarse por encima de 135.20, que de hacerlo vemos probable que extienda el recorrido alcista hasta la zona de 136.50. De superar la misma, habilitaría más alzas, con objetivo probable en 138.60.

A la baja, por debajo de 131.20, el siguiente soporte se encuentra alrededor de 130.40, que de ser quebrado, el par debería extender el retroceso hasta 129.00. Niveles inferiores debilitarían aún más a la libra y podrían genera nuevas caídas, hacia los mínimos del mes de mayo.


 
EUR/GBP: Por ahora, simples correcciones
 

El par marcó nuevos mínimos en prácticamente dos años, pero el euro rebotó y subió hasta 0.8300. Estos movimientos deben ser considerados como una corrección en el marco de un recorrido bajista. La zona de los mínimos actuales en torno a 0.8065, aún no es un soporte consolidado y es probable que sea probado en las próximas sesiones si el par cae por debajo de 0.8160. Antes puede encontrarse con soporte en 0.8215. En caso de mayores bajas, la zona de 0.8000 debe considerarse por su importancia psicológica, pero no sería descabellado ver al par cotizar en niveles inferiores; los soportes los podemos encontrar en 0.7950 y luego en 0.7810.

La tendencia dominante continúa siendo bajista y recién por encima de 0.8425 podría perder fuerza. En el corto plazo y para las próximas sesiones, el euro necesita subir por encima de 0.8300 para ganar momento, de no poder superar dicha zona en las próximas horas, debería reiniciar los recorridos bajistas. Por encima de 0.8300, la siguiente zona a considerar se ubica en 0.8380 donde encontramos una importante resistencia.

 

 
 
 
EUR/JPY: Aversión al riesgo limita posibilidades alcistas
 

Nuevamente el cruce marcó mínimos en prácticamente nueve años al caer hasta 107.30. Desde allí se recuperó y subió hasta 110.70. Dicho movimiento es solamente correctivo y no implica ningún cambio en la tendencia bajita, tanto en gráficos mayores como en cuatro horas. De hecho cualquier suba, de producirse, en los próximos días deberá considerarse como una corrección.         

Las señales de los principales indicadores en cuatro horas son bajistas  (con la excepción del oscilador estocástico), con lo cual el par podría aproximarse a los mínimos en los próximos días.         

Cada vez que el cruce marcó nuevos mínimos en varios años en el último mes, realizó recorridos bajistas que llegaron, como mucho, a los cien pips (con la excepción del desplome del 6 de mayo, mismo día de la supercaída intradiaria del Dow Jones). Con lo cual, de caer por debajo de 107.30, considerando la actual tendencia bajista, el par debería prolongar los recorridos a la baja esperando un rally moderado. Los soportes se ubican en 106.80 y por debajo en 106.00 y 104.50.  La moderación del mismo puede desaparecer si la caída se produce en el contexto de un desplome en los mercados, con epicentro en Europa (afectando fuertemente al euro).         

Al alza, recién por encima de 112.50, el par podría perder momento bajista, aumentando las probabilidades de una recuperación más sustentable. Por el momento los recorridos alcistas parecen limitados, por un lado por el actual sentimiento inversor, que se ha tornado más pesimista fortaleciendo al yen. Esto ha opacado la suba que tuvo el euro frente a una amplia canasta de monedas, entre ellas el dólar. Pero hay que tener precaución, ya que la suba, por lo menos frente al dólar, parece haber obedecido en gran parte a malos datos económicos de EE.UU. (y también producto de una menor incertidumbre – por ahora temporal -  sobre el sistema financiero europeo).

Resistencias y Soportes
Par
Actual
R1
R2
R3
S1
S2
S3
GBP/JPY

132.95

134.00

135.20

136.50

131.20

130.40

129.00

EUR/JPY

109.50

110.80

112.00

113.40

109.00

107.90

107.00

EUR/GBP

0.8290

0.8300

0.8380

0.8425

0.8215

0.8170

0.8080

EUR/CHF

1.3315

1.3375

1.3440

1.3560

1.3290

1.3210

1.3070

GBP/CHF

1.6090

1.6130

1.6310

1.6480

1.6040

1.5950

1.5820