Ralentización en el Crecimiento Anual de China

|

La economía china es la segunda más grande del mundo, pero aún es nominalmente una economía controlada por un estado comunista. Los datos económicos que publicó China siempre se han tratado con pinzas si no pueden verificarse de forma independiente.

Si cree los titulares, China está en una mala posición, ya que el crecimiento anual del año pasado fue el más débil en casi tres décadas; seguramente, la política de Trump de guerra comercial está dando frutos, bueno, tal vez no. La cifra de crecimiento anual de 2018 que publicó China haría que cualquier otra economía líder se muera de envidia. Después de su peor producción económica desde 1990, China aún logró un crecimiento de un enorme del 6,6%. A muchas naciones occidentales les encantaría tener este problema.

Si los datos de China fueran absolutamente precisos, uno esperaría una reducción gradual del crecimiento a medida que aumenta el valor de la economía. Según los datos, el PIB de China se ha más que duplicado desde 2010, de 6,1 billones a 12,4 billones de dólares en 2017, por lo que, para lograr un crecimiento del 5% en 2010, la economía tuvo que expandirse en 3,05 billones; ahora este nivel de crecimiento requiere que se expanda en 6,2 billones. ¡Otra característica sorprendente del perfil de crecimiento económico de China es que no recibió un golpe durante la crisis financiera mundial!

A la comunidad inversora le preocupa que la deuda pública en China pueda estar en niveles insostenibles. Los temores de que la disputa comercial entre China y Estados Unidos perjudicará la desaceleración de la demanda global también significa que los datos se analizarán en profundidad. La cifra del PIB del cuarto trimestre se ubicó en un 6,4%, frente al 6,5% del segundo trimestre de 2018, lo que indica una economía en desaceleración (los datos son anuales).

China continúa con sus intentos por reequilibrar su economía lejos de la dependencia de las exportaciones estimulando la demanda interna. Esto ha implicado recortes de impuestos y un mayor gasto en proyectos de infraestructura. Los requisitos de liquidez para los bancos chinos también se han relajado.

El Dr. Mike Campbell es un científico británico y escritor independiente. Mike obtuvo su doctorado en Gante, Bélgica, y ha trabajado en Bélgica, Francia, Mónaco y Austria. Como escritor, se ha especializado en temas de negocios, ciencia, medicina y medio ambiente.