El rey está muerto. ¡Larga vida al rey!

|

Theresa May se convirtió en líder del Partido Conservador y en primer ministro cuando su predecesor, David Cameron, rompió su promesa diciendo que, después de todo, no era el hombre para lidiar con el Brexit, y que abandonó la política poco después de anunciar esto. El partido realizó elecciones, en las que varios candidatos se retiraron o fueron eliminados, y fueron electos dos candidatos (Theresa May y Andrea Leadsome). La elección final del líder no recayó sobre los miembros del partido pues Leadsome se retiró, dejando a May como el único candidato en pie y como ganadora por defecto.

Theresa May fue considerada como una conservadora moderada, la entonces secretaria de Interior tuvo un perfil bajo durante el referéndum, pero tuvo lo suficiente para convencer a los Brexiters de que tenían un "primer ministro a favor de permanecer en la unión". En la opinión de la mayoría de las personas, ella hizo todo lo posible por llevar el Brexit a cabo, pero hacer compromisos era inevitable (sobre todo lo referente al Backstop de Irlanda del norte) y estos fueron demasiado para los puristas entre los que apoyaban al Brexit en su partido. Ella sobrevivió a una moción de censura en noviembre, lo cual teóricamente le otorgaba inmunidad durante doce meses, sin embargo, su incapacidad para lograr que su acuerdo fuese aprobado en la cámara de los comunes, un fallido intento de llegar a un acuerdo con el partido laborista (en el que no quiso comprometer su posición) y resultados desastrosos de las elecciones locales que fueron realizadas recientemente (y los de una elección general en junio de 2017) hizo que se volviese extremadamente vulnerable. Ante la posibilidad de una humillación más grande en las elecciones al Parlamento Europeo en las que ella esperaba que el Reino Unido no participara, aceptó lo inevitable y declaró que renunciaría el día de las elecciones generales europeas en el Reino Unido.

Las nominaciones para el líder del partido requieren el respaldo de otros dos parlamentarios conservadores. Actualmente, 11 personas han declarado sus intenciones de postularse y se esperan más antes del cierre de las nominaciones el viernes de la próxima semana.

Los candidatos que llevan la ventaja incluyen a Boris Johnson, Dominic Raab, Andrea Leadsome (todos a favor del Brexit), Jeremy Hunt, Matt Hancock y Sajid Javid. Algunos (especialmente Johnson) han proclamado que no buscarán una extensión más en el mes de octubre y que están preparados para que el Reino Unido abandone la unión sin un acuerdo. Otros son más cautos al hacer declaraciones.

Sin embargo, acuñando una frase, "nada ha cambiado". La Unión Europea ha reiterado que no volverán a iniciar discusiones sobre el acuerdo, lo que hace dudosa toda la retórica del "Brexit" de tener que "estar preparados para salir de la unión sin un acuerdo" y mantener negociaciones : no hay negociaciones.

Del mismo modo, no hay una mayoría en el parlamento que acepte un resultado “sin acuerdo”; algunos parlamentarios tory han declarado que tumbarían al gobierno llamando a una moción de censura si dejar la union sin un acuerdo se convierte en una alternativa política.

Los fieles al Brexit tienen opiniones muy diferentes, desde un Brexit muy suave hasta una membresía en el EEE (opción Noruega o Mercado Común II), hasta un acuerdo de libre comercio al estilo de Canadá, una ruptura completa con la UE y depositar su confianza en las normas comerciales de la organización mundial del comercio. Ellos no logran llegar a un acuerdo.

Por lo tanto, quien sea el líder del partido a fines de julio, que es cuando los miembros del partido pueden elegir entre los dos candidatos más populares, tendrá que enfrentar exactamente el mismo problema intratable que May ha estado enfrentando desde diciembre. Una opción es el acuerdo de May (o uno que vincule al Reino Unido con la UE más estrechamente, ya que la Union Europea estaría de acuerdo); otra es revocar el artículo 50, otra es convocar otro referendo, o permitir que un escenario de "no acuerdo" se convierta en una posibilidad, lo que seguramente provocará que se llame a una elección general.

El rey está muerto; ¡larga vida al rey!

El Dr. Mike Campbell es un científico británico y escritor independiente. Mike obtuvo su doctorado en Gante, Bélgica, y ha trabajado en Bélgica, Francia, Mónaco y Austria. Como escritor, se ha especializado en temas de negocios, ciencia, medicina y medio ambiente.