Japón: ¿Fin de la Flexibilización Cuantitativa?

Por: Barbara Zigah

Yutaka Harada, miembro del Directorio de Política Económica del Banco de Japón, ha declarado que el yen ha llegado finalmente a un "muy buen lugar", refiriéndose a las recientes caídas. Para los analistas, estas declaraciones sugieren que el BOJ podría no permitir que el yen se deprecie más allá del nivel 125 frente al dólar, nivel que fue golpeado a principios de esta semana  registrando un mínimo de 12 ½ años. Según Harada, las ventajas de un yen más débil compensan con creces cualquier potencial desventaja, considerando el  aumento en las exportaciones, los beneficios empresariales y una mayor creación de empleo.

En la sesión europea de hoy el par USD/JPY se cotizó a la baja en 124.0880, con un rango de cotización de entre 123.7750 y 124.5705.  Por su parte, el EUR/JPY se cotizó al alza en 140.8700, principalmente por una escalada del euro debido a un aumento en los rendimientos de los bonos alemanes.

El Yen Japonés y el QE

Desde el año 2012, la moneda japonesa ha perdido casi el 37% de su valor con respecto al dólar; fue entonces cuando, Shinzo Abe, primer ministro de Japón, se comprometió a poner fin a la escalada del yen por considerarla una carga pesada para los exportadores japoneses. Desde entonces, el Banco de Japón puso en marcha una campaña masiva para debilitar el yen a través de la flexibilización cuantitativa y la compra de grandes cantidades de deuda soberana que, en teoría, ayudarían a impulsar la inflación hacia el objetivo del 2% del Banco de Japón.

Barbara Zigah obtuvo una licenciatura en Finanzas de la Universidad de Maryland muchos años atrás y ha trabajado en numerosos puestos en lugares como Wall Street.Barbara Zigah obtuvo una licenciatura en Finanzas de la Universidad de Maryland muchos años atrás y ha trabajado en numerosos puestos en lugares como Wall Street. Pero fue solo hace cuatro años que decidió dedicarse a la escritura de artículos financieros, empezando con dicha actividad aquí en DailyForex.com, cuando el Gerente detectó en ella un gran potencial y estuvo dispuesto a darle la oportunidad. Bárbara nunca se arrepintió.