Lo que es "Casi Imposible" está a Punto de Ocurrir

|

Al tratar de ser elegido líder de su partido, Boris Johnson trató de ser todo para todas las personas. Afirmó ser un Tory de "una nación", alguien inmerso en la tradición (ampliamente) centrista de su partido, liberal, preocupado por mantener la integridad de las cuatro naciones que componen el Reino Unido y asintiendo fuertemente en dirección a la probidad fiscal, como parte del partido que trabajó durante generaciones para estar en condiciones de afirmar que era "el partido de los negocios". Al mismo tiempo, trató de apelar a los extremistas del Brexit que no aceptarán los acuerdos del backstop de Irlanda y que piensan que un Brexit "sin acuerdo" es un resultado aceptable, además de deseable. Las mismas personas que afirmaron que el Reino Unido “sostendría el sartén por el mango" respecto a las negociaciones con la Unión Europea y que un acuerdo con la UE sería "el más fácil en la historia humana" ahora piensan que esto será cierto tan pronto como el Reino Unido abandone Bloque: los individuos informados consideran que estos puntos de vista son extremistas e ilusos.

Johnson cambió su tono cuando las elecciones estaban en la bolsa y aseguró a la nación que, si bien dejaría la UE el 31 de octubre sin ninguna duda, sería con "un buen trato". Estaba preparado para ir "mil millas más" para asegurar un acuerdo de este tipo e implicaba que pasaría cada minuto de vigilia entre su elección y finales de octubre en discusiones sinceras con la UE para asegurar el acuerdo. Johnson "prometió" que las posibilidades de que el Reino Unido abandonara la UE sin un acuerdo eran "de un millón a uno".

A los diplomáticos europeos de los estados de la UE se les ha dicho ahora que Johnson no tiene intención de renegociar el acuerdo de retirada a menos que la UE esté dispuesta a romper el acuerdo respecto al backstop irlandés. Claramente, esto es algo con lo que los irlandeses nunca estarían de acuerdo y la UE en general ha declarado firmemente que es completamente no negociable. El resultado de esto es que el Reino Unido se dirige a un Brexit "sin acuerdo" (con una probabilidad de un millón a uno) a menos que el Parlamento actúe para evitarlo.

Después de una elección parcial la semana pasada, que fue una de los Demócratas Liberales (mientras los candidatos de Cymru y el partido verde se hicieron a un lado permitiendo que gane un candidato a favor de permanecer), la mayoría operativa de Johnson en los comunes ganó un voto. Numerosos miembros de su partido dicen que no aceptarán que el Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo. El parlamento está en su receso de verano, por lo que el drama está efectivamente en espera en este momento, pero mucho sucede detrás de bambalinas.

El Dr. Mike Campbell es un científico británico y escritor independiente. Mike obtuvo su doctorado en Gante, Bélgica, y ha trabajado en Bélgica, Francia, Mónaco y Austria. Como escritor, se ha especializado en temas de negocios, ciencia, medicina y medio ambiente.